Técnicas de relajación

Las técnicas de relajación son los métodos que permiten alcanzar la calma y reducir el estrés. La ansiedad es un estado emocional inconsciente que nos hace sentirnos inquietos o angustiados ante situaciones que pensamos que no podemos controlar. Si esta situación de ansiedad de mantiene durante mucho tiempo, se produce una tensión muscular continua tanto en el sueño como en la vigilia, sin contar con los efectos negativos que produce en nuestro rendimiento académico, ya que una situación de estrés prolongada hace que disminuya  nuestra capacidad de concentración y nuestra memoria. Estas técnicas implican diversos beneficios para la salud, ya que ayudan a disminuir la tensión muscular, la presión arterial y el ritmo cardiaco y hacen que podamos recuperar la concentración.

Antes de todo, debemos conocer cuáles son los síntomas que notamos cuando estamos estresados, ya que lo normal es que un estudiante tenga nervios antes de afrontar alguna prueba, dicha situación no es negativa, sino que hace que nos mantengamos alerta. Lo malo es que nos dejemos llevar por los nervios, en cuyo caso se pueden producir situaciones de bloqueo.

Técnicas de relajación: ¿Cómo detectar si se tiene estrés académico?

Hay manifestaciones de dos tipos:

-Manifestaciones físicas: son las reacciones del cuerpo tras un tiempo prolongado bajo mucho estrés:

  • Somnolencia
  • Cansancio y fatiga
  • Dolores de cabeza
  • Dolor de estómago
  • Dolor de espalda
  • Taquicardia o palpitaciones fuertes
  • Falta o exceso de apetito
  • Debilidad del sistema inmune
  • Dificultades para dormir
técnicas de relajación

-Manifestaciones emocionales: la mente y el estado anímico también acusan los nervios extremos y constantes. La sintomatología es:

técnicas de relajación
  • Inquietud e hiperactividad
  • Tristeza
  • Ansiedad
  • Dificultades para la concentración
  • Problemas de memoria
  • Irritabilidad frecuente
  • Temor a no poder cumplir con las obligaciones
  • Falta de motivación para actividades académicas

Técnicas de relajación: Cómo prevenir el estrés académico

Hay manifestaciones de dos tipos:

-Manifestaciones físicas: son las reacciones del cuerpo tras un tiempo prolongado bajo mucho estrés:

Previniendo el estrés académico, evitaremos las situaciones y sensaciones desagradables descritas anteriormente. Así que os mostramos una serie de consejos que os pueden ayudar al respecto: Elaborar una planificación de las tareas

  • Apoyarse en técnicas de estudio.
  • Apostar por una alimentación sana
  • Realizar ejercicio físico diario
  • Reservar tiempo para descansar
  • Dormir 8 horas por la noche
  • Incorporar a la rutina técnicas de relajación
  • Mantener el sentido del humor

Técnicas de relajación:

1.RESPIRACIÓN PROFUNDA

Uno de las técnicas de relajación más convenientes es la respiración profunda. Estos ejercicios se pueden llevar a cabo en cualquier momento cuando se presenten la ansiedad y los nervios. La respiración profunda involucra sentarse derecho en una silla o recostarse sobre una superficie plana. Una mano deberá estar en el pecho y la otra sobre el abdomen. Cuando inhales, la mano que se encuentra sobre el abdomen deberá elevarse de manera significante mientras que la mano que se encuentra en el pecho deberá elevarse solo un poco. Esto es para asegurarse que tu respiración venga del diafragma, en vez de tomar alientos vacíos desde tu pecho. Tómate unos minutos para tranquilizar tu mente y enfocarte sólo en tu respiración. Inhala lentamente a través de tu nariz y exhala lentamente a través de tu boca. En unos momentos, deberás sentirte más relajado y listo para continuar con tu día.

2. DEJAR LA MENTE EN BLANCO

Esto que parece imposible es un poco más fácil de conseguir si lo intentamos mientras estemos haciendo los ejercicios de respiración. Los pensamientos surgen sin darnos cuenta muy a menudo. Con esta técnica no vamos a eliminarlos, pero sí que puede ayudar a que mantengamos una cierta distancia con ellos.

  1. Escoge uno de los ejercicios de respiración propuestos.
  2. Mientras lo estás realizando, concéntrate sólo en tu respiración.
  3. Cuenta las exalaciones lentamente, al ritmo que se producen. Es decir, inunda tu cerebro con el número “uuuuuuuuno” en la primera, y así sucesivamente.
  4. Intenta llegar hasta el número cinco.
  5. Si algún pensamiento cruza por tu mente, pon el contador a cero.
  6. A medida que vayas dominándolo, ves aumentando el número de respiraciones con la mente en blanco.

3.SALIR A PASEAR POR LUGARES EN LOS QUE TE SIENTAS EN CONTACTO CON LA NATURALEZA

Sin duda alguna, nuestro estado de ánimo mejora si paseamos por parques, jardines, campos, montañas, playas, etc.

4.HACER EJERCICIO DE MANERA REGULAR

Practicar cualquier deporte de manera habitual disminuye considerablemente es estrés y el nerviosismo ya que produce las denominadas “hormonas de la felicidad”, las endorfinas. Además, en situaciones de estrés, el cuerpo produce una hormona denominada “cortisol” y el deporte ayuda a absorberla y disminuir sus efectos.

5.OÍR MÚSICA RELAJANTE CON LUZ TÉNUE

La música produce muchos beneficios en nuestra salud en general y está más que demostrado sus efectos a la hora de relajarnos.  Hace unos años un grupo de científicos del “Mind Lab Institution” concluyó que la canción que más relaja el ritmo cardiaco, la respiración y la actividad cerebral es esta

6. RÍETE MUCHO

La risa ayuda a tu cerebro a producir endorfinas y a disminuir los niveles de cortisol, por lo que lo mejor es que salgas con amigos, diviértete. Tenemos además a nuestra disposición multitud de películas, programas, vídeos, libros, audios, etc. que nos provocan risas.

Síguenos en Facebook para estar actualizado de todos nuestros cursos.

¿Por qué suscribirse?

– E books GRATIS

– Ofertas especiales

– Avisos de nuestros nuevos artículos