El 28 de febrero es el Día de Andalucía y desde Axioma hoy os explicamos la historia del estatuto de Antonomía

Historia del estatuto de Autonomía: Nacimiento del nacionalismo Andaluz

Los antecedentes históricos del Estatuto de Autonomía de Andalucía se remontan a la proclamación en Antequera, en 1883, de la Constitución Federalista de Andalucía, proyecto republicano y federal.

 

El movimiento andalucista de Blas Infante, a comienzos del siglo XX, culminó en la Asamblea de Ronda de 1918 donde se adoptaron los símbolos de Andalucía.

historia del estatuto de autonomia

El 31 de enero de 1.933 la Asamblea Regional Andaluza, reunida en Córdoba, aprobó un anteproyecto de Bases para el Estatuto de Andalucía, acogiéndose a la Constitución Republicana y con el apoyo de las Diputaciones Andaluzas. El 2 de abril de 1.936 la mayoría de los Ayuntamientos se habían adherido al documento, sin embargo la guerra civil terminó con este movimiento autonomista y el 11 de agosto, Blas Infante fue fusilado.

Historia del estatuto de Autonomía: El padre de la patria Andaluza – Blas Infante

historia del estatuto de autonomia

No tenemos más remedio que hacer mención expresa en este punto de Blas Infante, reconocido en el preámbulo del Estatuto de Autonomía de 1.981, donde se indicó textualmente que ”La Historia ha reconocido la figura de Blas Infante como Padre de la Patria Andaluza e ilustre precursor de la lucha por la consecución del autogobiemo que hoy representa el Estatuto de Autonomía para Andalucía.

Blas Infante, con las Juntas Liberalistas que él creara, se coloca en la vanguardia del andalucismo al luchar incansablemente por recuperar la identidad del pueblo andaluz; por conseguir una Andalucía libre y solidaria en el marco irrenunciable de la unidad de los pueblos de España; por reivindicar el derecho de todos los andaluces a la autonomía y a la posibilidad de decidir su futuro».

Infante concibió esta visión de Andalucía no como un sistema cuyo objetivo fuera un engrandecimiento individual de la región, sino como un proceso íntimamente ligado al desarrollo de España y de la Humanidad, como reflejó en el himno de Andalucía.

 

Su muerte por fusilamiento el 11 de agosto de 1.936, acaeció un mes antes de la fecha prevista para la celebración del referéndum para la autonomía de Andalucía, postergado durante 45 años hasta octubre de 1981.

Historia del estatuto de Autonomía: Consecución de la Autonomía plena Andaluza según ART. 151 DE LA CE

Con la llegada de la democracia, se retomó el proyecto autonomista de Andalucía, para ello, el impulso inicial de ese proceso puede fecharse el 4 de diciembre de 1977. Ese día, cerca de un millón y medio de andaluces se manifestaron en las capitales de provincia respondiendo a la convocatoria de los diputados y senadores elegidos en Andalucía y que, agrupados en la Asamblea de Parlamentarios, serían los encargados de dar los primeros pasos conducentes a la elaboración de un Estatuto de Autonomía pleno de las competencias permitidas por el marco constitucional. Dos eran los caminos que habían de recorrerse simultáneamente: de una parte el de la voluntad política necesaria para ejercer el derecho a la autonomía puesto a disposición de las nacionalidades y regiones, y de otro la instrumentación jurídica de esa voluntad de acuerdo con las prescripciones establecidas en el Título VIII de la Constitución.

 

El denominado Pacto de Antequera de 4 de diciembre de 1978 vino a cumplir el primer requerimiento mediante un compromiso suscrito por todo el espectro de partidos políticos consistente en lograr la mayor autonomía posible en el más breve plazo de tiempo. El segundo se hacía efectivo a través del Decreto-Ley 11/1978, de 27 de abril, por el que se instituía la Junta de Andalucía como ente preautonómico y para cuya Presidencia fue elegido Plácido Fernández Viagas.

 

Los representantes políticos en Andalucía eligieron la vía del art. 151 de la Constitución Española, que exige requisitos muy complicados para alcanzar la autonomía plena.

 

El primer paso se produjo con la celebración de un referéndum el 28 de febrero de 1980, en el cual era necesario alcanzar el voto favorable de la mayoría de los electores de todas las provincias andaluzas, cosa que no se produjo porque no se consiguió dicha mayoría en Almería. No obstante se logró solventar el obstáculo modificando la Ley Orgánica de modalidades de referéndum.

 

Casi al mismo tiempo, se procede, por parte de los representantes de los partidos políticos con representación parlamentaria, a la redacción en la ciudad de Carmona de un primer borrador del que, tras algunas modificaciones en la misma ciudad sevillana en 1981, se aprobará en Córdoba el 28 de febrero de ese mismo año.

 

Aprobado el estatuto de Autonomía, se celebró el referéndum popular el 23 de octubre de 1981 que ratificó el Estatuto, siendo aprobado por las Cortes, mediante Ley Orgánica; en diciembre de ese mismo año.

Síguenos en Facebook para estar actualizado de nuestros cursos

¿Por qué suscribirse?

– E books GRATIS

– Ofertas especiales

– Avisos de nuestros nuevos artículos