28 de Febrero: Día de Andalucía

Dia de Andalucía

Cada 28 de febrero los andaluces y andaluzas celebramos nuestro día. Una fecha que no fue elegida al azar sino que nos recuerda cada año el día en el que Andalucía celebró el Referéndum sobre la iniciativa del proceso autonómico hace ya 41 años. Un proceso que culminó con la aprobación en diciembre de 1981 del primer Estatuto de Autonomía para Andalucía.

En este año se cumplen cuatro décadas desde su aprobación y es por eso que, desde Axioma Formación, queremos dedicar nuestro blog a la historia de ése singular proceso autonómico y reconocer desde aquí la lucha del pueblo andaluz que logró que la nuestra fuera la única comunidad que sin ser considerada una de las “históricas” accedió a al autonomía por la vía del artículo 151.

Primeros intentos de autonomía de Andalucía

Aunque muchos piensan que es con Blas Infante, reconocido como padre de la patria andaluza en nuestro estatuto, con quien empieza el movimiento autonomista andaluz no es en absoluto así.

Podemos remontarnos a muchas décadas antes de su nacimiento y veremos que ya en 1641 hubo un intento fallido por parte del Duque de Medina Sidonia y el Marqués de Ayamonte. O recordar el nacimiento tras la proclamación de la I República de una corriente federalista que llega elaborar un propuesta de Constitución Federal en España y a aprobarla en verano de1883. En aquellos años los los Republicanos federales andaluces se reunieron en Antequera y aprobaron la que se conoce como Constitución de Antequera que proclamaba un estado independiente de Andalucía como una República Cantonal, algo que nunca logró pasar de una declaración de intenciones.

Curiosamente, solo 2 años después de aquella reunión en Antequera nacería en Casares quien, para muchos, determinaría para siempre el rumbo de la autonomía de Andalucía: Blas Infante.

Blas Infante: el Ideal Andaluz

Durante el reinado de Alfonso XIII, en la década de 1910, dentro de las corrientes del regeneracionismo vuelven a cobrar fuerzas los sentimientos regionalistas en Andalucía. Muestra de ello son los discursos de los Juegos Florales del Ateneo de Sevilla, la apertura de Centros Andaluces en varias ciudades y la publicación del Ideal Andaluz de Blas Infante en 1915 en el que reivindica la personalidad única de Andalucía y propone cierta cohesión administrativa de las provincias andaluzas, mediante la creación de una Mancomunidad de Andalucía.

Tres años después de la publicación de El Ideal Andaluz, en 1918, el movimiento andalucista celebró en Málaga la que se conoce como la Asamblea de Ronda. Fue en aquella asamblea donde se aprobaron la bandera y el escudo de Andalucía. Un escudo y una bandera que a día de hoy siguen siendo la seña de nuestra comunidad.

El Proceso Autonómico durante la II República

A pesar de que el sentimiento autonomista permanecía vivo, no fue hasta la proclamación de la II República y la aprobación de la constitución de1931 cuando se abrió la posibilidad de conceder cierta autonomía política a las regiones españolas. En Andalucía los antiguos Centros Andaluces se convirtieron en la Junta Liberalista de Andalucía. Fue la iniciativa de esta entidad la que impulsó la redacción de un anteproyecto de Estatuto que fue finalmente aprobado en lo que se conoce como la Asamblea de Córdoba en 1933. A pesar de los avances logrados Andalucía no logró aprobar su estatuto antes del estallido de la Guerra Civil en el 36. Tras el golpe militar del 18 de julio de 1936 Blas Infante fue fusilado, sin juicio ni sentencia, junto con otros detenidos en la madrugada del 11 de agosto en la carretera de Sevilla a Carmona.

Asamblea de Ronda

4 de diciembre de 1977: una nueva oportunidad

Finalizado el régimen franquista y en medio de una transición que dejaba fluir sentimientos autonomistas en muchos territorios, diferentes grupos políticos convocaron lo que se ha convertido en una histórica manifestación en el proceso autonómico andaluz. Lo cierto es que ese día, más de dos millones de personas salieron a la calle para reivindicar no solo la identidad propia del pueblo andaluz, sino los derechos de todo un pueblo que exigía autonomía plena.

Esas movilizaciones fueron el punto de partida para el referéndum del 28 de febrero de 1980.

El nacimiento de la Junta de Andalucía

Si bien en mayo de 1978 es investido Plácido Fernández Viagas como Presidente de la Junta Pre Autonómica, es en junio de 1979 cuando, de acuerdo con los resultados de las elecciones generales, se constituye la Junta de Andalucía y Rafael Escuredo es elegido como Presidente. El 23 de junio, el Pleno de la Junta de Andalucía se reúne en Granada y aprueba acogerse a la vía del artículo 151 de la Constitución para la consecución de la autonomía.


A finales de agosto del mismo año, más del 95% de los ayuntamientos andaluces y todas las diputaciones provinciales se sumaron a la iniciativa autonómica a través del artículo 151, cumpliéndose el primer requisito del mismo. Una comisión formada por nueve representantes de todos los partidos parlamentarios andaluces aprueba en Carmona un primer anteproyecto de Estatuto
.

28 de febrero de 1980: Andalucía dijo sí

Tras la aprobación del texto, el pueblo andaluz acude a las urnas en el Referéndum Autonómico, que triunfa afirmativamente en siete de las ocho provincias andaluzas, pero no alcanza el techo legal en Almería. No obstante, la voluntad autonómica del pueblo andaluz era tal que finalmente las Cortes acaban modificando la ley de referéndum para que se permita la incorporación de la provincia almeriense al proceso autonómico.

En octubre se desbloquea el acceso de Andalucía a la autonomía por la vía del artículo 151, gracias a una modificación de la Ley Orgánica de modalidades de referéndum, de manera que la no ratificación de Almería pueda ser sustituida por las Cortes Generales, previa solicitud de la mayoría de los diputados y senadores de esta provincia. Tras la redacción del proyecto definitivo, el conocido como el Estatuto de Carmona, y su tramitación como Ley Orgánica Andalucía lograba ver hecho realidad su deseo de alcanzar la autonomía el 12 de enero de 1982 con la entrada en vigor del Estatuto de Autonomía para Andalucía.

Como se puede comprobar el camino de Andalucía hacia su autonomía fue muy largo e intenso, con numerosas fechas clave entre las que se eligió esta del 28 de febrero como día oficial.

Esperamos que hayáis disfrutado de este paseo por la historia andaluza y os animamos a seguir celebrado con Axioma Formación otras fechas clave como el Día de la Constitución o el día de la Mujer Trabajadora al que dedicaremos el 8 de marzo un nuevo artículo. Si no quieres perdértelo, suscríbete a nuestro blog.